Se lleva a cabo una vez a la semana por nivel. En estas actividades se busca que los niños y niñas se expresen a través de su propio cuerpo. También se busca la adquisición progresiva de la capacidad para expresar y representar la música a través de su propia voz, aprovechando los recursos de su propio cuerpo, de los objetos e instrumentos musicales.